fbpx
English English Spanish Spanish
Los tres regalos de Puerto Vallarta

Los tres regalos de Puerto Vallarta

Puerto Vallarta y Riviera Nayarit encarnan una fantasía de verano que todos queremos vivir. Esta experiencia se inicia con tres regalos que rápidamente disfrutan los visitantes.

Puerto Vallarta no solo es conocido como uno de los grandes destinos turísticos de México, sino que también es asumido como una forma de vida. La gente que habitamos este bello puerto tenemos en común una serie de cosas, que son las primeras que el visitante logra captar, porque las compartimos. Esta experiencia se inicia con tres regalos que rápidamente perciben los visitantes. Son atractivos de Puerto Vallarta y Riviera Nayarit que hacen a la zona un lugar especial.

Puerto Vallarta, regalos de Puerto Vallarta1. El uniforme de la felicidad

Vivir en el trópico es hacer de la bermuda o short, un uniforme de este grupo de gente que pueden estar cómodos entre el sol y la arena, lejos del formalismo que nos recuerda la oficina, el trabajo o la profesión. Aquí la vida se vive al ritmo de zumba, por ello la playera y las bermudas son el uniforme de la felicidad.

2. El calor del sol

Vivir en el trópico o visitarlo para compartir con su gente una bella bahía y un mar azul es llegar a un lugar por muchos deseado, a una estación única: la del calor, si la calidez del verano, éste que nos arropa con el sol y nos hace los días más largos para disfrutar más, a la vez que calienta el mar para sentirlo mejor; por ello los que vivimos en estas zonas mágicas, adoramos el sol del verano.

El sol, no solo calienta y le da color a nuestra piel, sino que nos hace más alegres y esto se expresa en la gente

3. El calor de la gente

Pero el calor del sol, no solo calienta y le da color a nuestra piel sino que nos hace más alegres y esto se expresa en la gente del puerto con mucha afectividad, mucho cariño, y sobre todo mucha cordialidad. En este mundo tropical se destaca la calidez de la gente, la amabilidad del “porteño” o «vallartense» con el visitante.

Son tres regalos en uno, expresiones que se hacen presentes cuando nos conoces y así te sorprendes por la calidez del recibimiento. Esta experiencia se vive en un marco en el que predominan los tonos dorados o rojizos, y que sobreviven al atardecer para recibir a la noche. Este arco de colores serán remplazados por una luna brillante que nos hace estar más cerca de los seres que queremos y con quienes compartimos en este viaje una bella “fantasía de verano”.

Alfredo Argentino Cesar Dachary
Últimas entradas de Alfredo Argentino Cesar Dachary (ver todo)

Deja una respuesta

Cerrar menú