fbpx
English English Spanish Spanish
Paddle Board en Vallarta Sup Tours, una celebración a la vida

Paddle Board en Vallarta Sup Tours, una celebración a la vida

Navegar en el mar de cualquier forma es genial, pero hacer en paddle board en la Bahía de Banderas es una experiencia donde la vida toma otro significado…

Por Karina Macías Aguirre

Fue en el mar donde surgió la vida,  y es ahí donde recordamos de que se trata vivir. El 2020 ha sido un año intenso para todos, nos ha enseñado el valor que tiene la salud, la libertad, el amor, la naturaleza y el contacto el otro. En medio de esta incertidumbre surgen sentimientos encontrados, incluso depresión y desesperanza. Pero siempre hay una luz en el camino que nos regocija, así fue como surgió la idea de disfrutar en Paddle Board, nuestra hermosa bahía de Puerto Vallarta.

Estrella es fotógrafa y guía de turistas. Adriana es amante de la filantropía y las causas sociales. Este dúo, ama la libertad y celebran la vida compartiendo experiencias que generan alegría y gozo,  desde hace algunos años, a través de sus tours en VallartaSuptours.  Su lema es: Tenemos una misión, elevar la vibración del planeta generando felicidad, tú felicidad.

Vallarta Sup Tours en la Bahía de Banderas
Nuestras guias y anfitrionas Adriana y Estrella, de Vallarta Sup Tours

 

Puerto Vallarta es un pueblo lleno de magia, sus playas poseen un encanto sin igual. Por si fuera poco la vista que tenemos desde el mar, nos da una noción diferente de la belleza.

Estamos iniciando la temporada y el mar está limpio. Las lluvias pasaron y los huracanes este año,  fueron benévolos con el pacífico mexicano. El mar tiene una temperatura inigualable y el momento es idóneo para meterse y disfrutar del encuentro con uno mismo, navegando en Paddle Board…

Paddle Board en Vallarta, una experiencia única

Para muchos esta experiencia resulta imponente no solo por el ejercicio que demanda, sino porque el reto es mucho más mental y emocional, que otra cosa. Esta aventura mucho más personal de lo que se piensa, incluso puede llegar a ser mística. Siempre he sido amante de los deportes, por lo tanto el ejercicio me agrada. Me gusta mucho el mar, sin embargo, le tengo mucho respeto. Más que nada, a todos aquellos que se adentran a navegar muchas horas o practicar algún deporte.

El mar no pone a prueba en todo momento. No solo a nuestra capacidad física como tal, sino a nuestro equilibrio, paciencia, templanza y tenacidad. Así que el primer pensamiento que se me atravesó por la cabeza cuando estaba en la playa a punto de hacer Paddle Board fue: “Soy de estatura bajita y no sé si pueda sostener la tabla”. Claro está que sí pude… Imediatamente después una sensación de adrenalina me estremeció en el estómago cuando pensé en la inmensidad del océano. Sin embargo, pese a mi estatura, con las indicaciones que me dieron Estrella y Adriana, adentrarme como el resto del grupo fue relativamente sencillo.

Un ejercicio más mental que físico

Una vez con mi cuerpo recostado sobre la tabla, comencé a remar con los brazos, hasta pasar el punto donde se forman las olas y el mar está más sereno.  El reto ahora sería pararme sobre la tabla de Paddle Board y mantener el equilibrio. El mar todo el tiempo está en movimiento, como los pensamientos, primera similitud. El reto es tratar de mantener la calma y el equilibrio para comenzar a remar.

Que curioso, primera similitud con lo que ocurre en nuestra cabeza y que necesitamos para tomar buenas decisiones. La emoción recorría mi pecho, estar frente a la inmensidad del mar, así tan natural provocaba una sensación de inquietud y gozo, que me hizo recordar la primera vez que me subí a un árbol en la infancia. Confrontar mis miedos es una práctica que me ha dejado muchas satisfacciones en la vida. Una de ellas es comprender que una vez que el momento pasa, todo lo que viene es bueno. Quizá esta reflexión sea una manera un tanto optimista de ver la vida, pero me ha funcionado al menos para salir de momentos de crisis. Así que logré pararme y sostenerme un par de minutos antes de la primera caída y chapuzón en el mar; ojalá todas las caídas en la vida fueran así de refrescantes… Mi tobillo estaba amarrado por una pequeña cuerda, esto era suficiente para sentirme segura. La diversión comenzaba a fluir y experimentaba un sentimiento de alegría tan natural, que solo podía enfocarme en disfrutar del paisaje, mientras remaba a lado de mis compañeros de grupo. Algo que me sorprendió es que nunca me había sentido tan segura en medio del mar como en ese momento, incluso cuando me caía.

Puerto Vallarta, un lujo que merce ser visto desde el mar

Vallarta es de por sí bello, pero si lo vemos desde el mar, cobra otro significado. Por un lado, las lluvias de verano nos dejaron una montaña verde exuberante y llena de vida, eso ya te arranca un suspiro. Y así como si fuera planeado, justo cuando navegábamos sobre la tabla a la altura del malecón, los voladores de Papantla nos regalaron su bella tradición desde lo alto (tema de otro artículo).

También podíamos observar alegremente sobre el malecón a la gente que sale a correr y a caminar con su perro. No faltó un nadador que pasó a unos metros del grupo, y la pareja que nos saludaba desde su kayak algunos metros mar adentro. El sol de la mañana iluminaba la jornada de todos lo que estábamos ahí celebrando la vida. Entendí que más allá del beneficio físico que representa la práctica del Paddle Board, es un maravillos ejercicio mental y emocional que te brinda salud y bienestar. En muchas ocasiones los problemas cotidianos o incluso crisis social y económica que ha provocado el confinamiento por la pandemia del Covid, a muchos en su momento nos hizo sentir desesperanza.

Más que un deporte, una manera de ver la vida

Esta actividad tan noble nos brinda un momento de paz, alegría, tenacidad, paciencia y diversión que nos hace olvidar el estrés, incluso combatir la depresión. Los beneficios del mar son incontables, sumergirnos siempre nos ayuda a volver a nuestro centro. La sabiduría del mar nos enseña que nada es estático, todo está en constante movimiento. Por lo tanto, hay que aprender a navegar sobre nuestras emociones y mantener la calma a pesar de ello. Muy similar a la danza que tenemos con el Paddle Board. La vida se compone de experiencias, y ésta es una que no debes perderte. Ahora comienza la mejor temporada para hacerlo y con un poco de suerte, podrás encontrarte tortugas, delfines o incluso disfrutar de las aves que pasan por encima. No te pierdas la ruta a Mismaloya que está alucinante. Pero la mejor parte es sin duda la compañía y seguridad que nos brindaron Adriana y Estrella, en una experiencia que más que un tour, es una celebración a la vida…

Vallarta Sup Tours
Gozándo de la vida: Paddle Board en Vallarta.

Encuéntralas y reserva tours en:
http://www.vallartasuptours.com/
https://www.facebook.com/vallartaSUPtours
https://www.instagram.com/vallartasuptours/

 

María Karina Macias Aguirre

Deja una respuesta

Cerrar menú