fbpx
English English Spanish Spanish
El mar, el antídoto perfecto para mantener la salud

El mar, el antídoto perfecto para mantener la salud

“En el mar la vida es más sabrosa”: éste es un fragmento de una canción popular, que encierra sabiduría de la buena. Existen muchísimos beneficios físicos, emocionales y hasta energéticos de bañarse en el mar. Un argumento de peso en estos momentos,  para darnos un buen chapuzón en las playas de Puerto Vallarta.

El mar, este maravilloso y único ecosistema está lleno de belleza, misterio e historias. ¿Pero cómo es que nos atrapa su magia? Hoy te contaré algunas teorías que pueden resultarte interesantes. Soy privilegiada por tener el mar tan cerca, por si fuera poco, vivimos rodeados de montañas que reverdecen de forma impetuosa con las lluvias de verano.

Desde muy pequeña, tengo una tremenda fascinación por el mar, por algo vivo aquí. Mi gusto por la playa, no es producido solo por los bellos recuerdos de mi infancia gracias a las vacaciones familiares; sino por todo aquello que el mar nos regala. Entre otras cosas sus atardeceres únicos e irrepetibles (motivo de otro artículo definitivamente).

El mar, el mejor antídoto para preservar la salud

Este lugar lleno de vida, color y magia tiene cualidades que lo hacen único y favorito para muchos. Solo pensemos ¿A quién no le gusta ir a la playa?, y más a nuestros amigos citadinos, que buscan cualquier oportunidad para refugiarse en los brazos de las costas del Pacífico mexicano.

Rostros relajados y sonrientes de la gente que está en la ahí, disfrutando de la playa. Y es que los avances científicos respecto al tema, nos demuestran los grandes beneficios del mar para preservar la salud de las personas, no solo con frescos chapuzones, sino incluso hasta agua de mar ingerida.

Bien, la experiencia comienza sin duda con la caricia a los pies en una alfombra tersa y cálida en diferentes tonalidades y texturas: la arena. Un elemento indispensable para disfrutar de la estancia. Por cierto, ¿sabías que en la gran mayoría de los kínder o jardines de niños, (en la primera infancia) siempre existen areneros para que jueguen?, la respuesta es simple: la manipulación de la arena con las manos en esta etapa, es ideal para disminuir la ansiedad, el estrés y la agresividad. ¿Interesante no?

Aquí comienzan los beneficios. De seguro alguna vez jugaste con arena guerritas, hiciste un castillo, túneles o te enterraron haciendo figuras simpáticas de forma superficial. Esta práctica no solo es un entretenido juego, sino que se ha convertido en un ritual sanador, ya que se cree, que la energía y el calor de la arena que atraviesa nuestro cuerpo, neutraliza las cargas de iones negativos y positivos del cuerpo y armoniza el aura. En este momento íntimo de relajación también recordamos que somos tan pequeños como los granitos de arena en la grandeza del universo…

El mar de Vallarta
Papá y bebé disfrutando de la playa

El poder sanador del mar

El mar contiene prácticamente todos los minerales y oligoelementos de la tabla periódica, así que está científicamente probado que el cuerpo requiere de cada uno de estos elementos para funcionar de forma óptima.

►Ayuda a sanar heridas en la piel. El agua de mar tiene propiedades curativas al tener sustancias antibacterianas, que contrarrestan las afecciones de la piel. Su nivel de salinidad ayuda a cauterizar las heridas, además de evitar la reproducción de bacterias y hongos. Además, no solo ayuda a sanarla más rápidamente sino a cicatrizar de mejor manera.

►La brisa marina es rica en Yodo, sustancia que ayuda a regular la tiroides.

► El mar tiene un alto contenido de magnesio que provoca una sensación de relajación que sin duda te quitará el estrés de inmediato.

►Como todo el cuerpo reacciona en cadena, su movimiento se asemeja a un masaje terapéutico relajante, que te dejará como nuevo.

►El mar es especialmente recomendable para prevenir enfermedades respiratorias como bronquitis, tos, y gripa por la cantidad de nutrientes, sales y minerales que tiene. Que con una buena hidratación se potencian. En sí darse un baño de mar hidrata el cuerpo mediante los poros de la piel. ¡Increíble no!

►Fortalece músculos y articulaciones, por lo que se recomienda para personas con artritis, dolor de huesos, y problemas de circulación, celulitis y varices.

Es el mar y los océanos los que albergan diversas expresiones de vida en su flora y fauna, es la vida, el agua que nos contiene y nos sana. El mar no solo nos refresca, relaja y divierte; sino que nos hace olvidar el estrés cotidiano. Que mejor antídoto para fortalecer el sistema inmune, vivir más felices y mantener la salud en óptimas condiciones en momentos como este…

Hay tantas y tantas cosas por las cuales el mar es un elemento indispensable para mantener la salud emocional, física y espiritual de las personas, que sería un crimen privarle a cualquier persona de sus beneficios. El sol, el mar, el aire puro y nuestra naturaleza, son factores indispensables para preservar la salud y la vida.

Nadie tiene el derecho de privarnos de esta fuente de salud. La libertad de decidir cómo cuidarnos y de qué forma lo hacemos es elemental para nuestra supervivencia. Solo nosotros mismos, sabemos qué es, lo que nuestro cuerpo necesita para estar sano.
Dicen que la vida se originó en el mar, y me queda claro que su poder es tan grande, que es el mejor aliado para estar fuertes, sanos y felices.

El mar de Vallarta
Mamá y bebé en el mar

 

María Karina Macias Aguirre

Deja una respuesta

Cerrar menú