fbpx
English English Spanish Spanish
Boca de Tomatlán, otra ventana al paraíso

Boca de Tomatlán, otra ventana al paraíso

Boca de Tomatlán es un pueblo pesquero que funge como entrada a otras paradisíacas playas colindantes con el municipio de Cabo Corrientes.

 

Boca de Tomatlán es la última parada de la ruta del transporte urbano que sale de Puerto Vallarta. Con una distancia de 17 km, este pintoresco pueblo, nos toma entre 20 y 25 minutos recorrerlo avanzando por la carretera 200. Si vas en coche, el trayecto puede ser más rápido. Llegando al lugar hay varios estacionamientos, en los cuales por una tarifa cuidan de tu automóvil. Boca de Tomatlán es otra de las comunidades pesqueras de la región, en la cual puedes llegar por tierra y mar.

Este pequeño pueblo es conocido por ser punto de salida de lanchas y pequeñas embarcaciones, mejor conocidas como taxis acuáticos, que te llevan a otros pueblos playeros cercanos. Por ejemplo: Yelapa, Majahuitas, Quimixto, Las Ánimas y Colomitos, playas que se destacan por el turqueza de sus aguas, y el contraste que provoca el exuberante verde de la montaña. También puedes llegar a algunas de estas maravillosas playas de Cabo Corrientes, por el camino entre la montaña, pero lo más habitual y recomendable es vía marítima.

Playas de Cabo corrientes
Boca de Tomatlán, puerto de embarque rumbo al sur de la bahía

Ecoturismo en Boca de Tomatlán

Puedes practicar varias actividades acuáticas y terrestres. Se recomienda que para practicar el senderismo vayas con ropa fresca, tenis y una pequeña mochila con lo necesario. Los elementos principales son una botella de agua, protector solar y repelente. En estos recorridos tendrás la oportunidad de admirar aves, reptiles, y flora endémica del lugar.

Otros increíbles deportes que se pueden realizar en la zona son: el esnórquel, la pesca deportiva, el kayak y el buceo, por mencionar algunas. La belleza de la naturaleza no dejará de sorprenderte con la diversidad de especies marinas y sus colores. Simplemente un mundo de fantasía.

Pasando Boca de Tomatlán, está la carretera hacia el Jardín Botánico de Puerto Vallarta. Los colores de las flores y el canto de los pájaros, crean un entorno de cuento para quienes se encuentran cercanos a la zona.

Boca de Tomatlán puede llegarse a confundir con Boca de Tomates. La principal diferencia es que la primera, está al sur y es el puerto de embarcaciones pequeñas hacia Cabo Corrientes. Mientras que Boca de Tomates, se encuentra rumbo al norte de Puerto Vallarta, enseguida del Aeropuerto internacional.

El río que desemboca en la playa de Boca de Tomatlán, es conocido como “Horcones” y su curso se ve modificado a lo largo del año. Durante de la época de lluvias su fuerza y tamaño aumenta, pero con ello, su caudal trae mayor vida a la vegetación de la zona. En el lugar, hay rústicos restaurantes a la orilla de la playa que se distinguen porque extraen sus ingredientes principales de las bondades del mar. Desde las 10 de la mañana hasta las 6 de la tarde, puedes degustar de grandes mariscadas y platillos locales. Subiendo hacia el pueblo, hacia el rumbo de la montaña, podrás encontrar pequeñas tienditas y locales con antojitos mexicanos y aguas refrescantes.

Boca de Tomatlán, una vista a la montaña sin igual

Esta pequeña bahía, presume de tener como almohada de cabecera, la Sierra Madre con una vegetación verdaderamente única. A pesar de lo empinada que pueden llegar a ser las faldas del cerro, hay afortunados que tienen sus casas con vistas inigualables.

Otra cosa a destacar, es la claridad y el color esmeralda de sus aguas. A escasos 5 minutos está el Parque Nacional los Arcos, ahí tienes la posibilidad de explorar hacia la profundidad, todo un ecosistema marino repleto de peces de mil colores.

Su gente camina orgullosa de vivir en un lugar tan bello y lleno de tanta naturaleza. A diferencia de las grandes ciudades, ellos jamás se podrán quejar ruido y tráfico de los coches, tampoco del estrés que conlleva vivir tan aprisa.

La gente del pueblo trabaja en Vallarta o playas aledañas de la región. Conocen su tierra como la palma de su mano. Comen de lo que pescan y viven disfrutando el sabor de la vida que les da Boca de Tomatlán; otra ventana al paraíso.

Boca de Tomatlán, vegetación exuberante de la Sierra Madre
Boca de Tomatlán, aguas cristalinas color turqueza

Esta entrada tiene un comentario

  1. Hi, very nice website, cheers!

Deja una respuesta

Cerrar menú