fbpx
English English Spanish Spanish
Murales de Puerto Vallarta, arte urbano que le da color y vida a la bahía

Murales de Puerto Vallarta, arte urbano que le da color y vida a la bahía

México y sus muralistas han brillado en el mundo entero. El legado de Orozco, Rivera y Siqueiros fueron parteaguas; sin embargo, las nuevas generaciones de artistas mexicanos, gritan a los cuatro vientos que están más activos que nunca y Puerto Vallarta no es la excepción.

Soy fan de todas las manifestaciones artísticas y los murales roban mi atención definitivamente. Puerto Vallarta y Bahía de Banderas tienen la suerte de ser hogar temporal o permanente para muchos artistas. Esta bahía se ha convertido en el sitio favorito para inspirar a artistas mexicanos y extranjeros.

Y en la actualidad, México posee la mirada de artistas jóvenes que han emergido y que están brillando en el mundo por su gran talento. Puerto Vallarta no es la excepción, sus calles se han llenado de color y vida. Los murales se han convertido en un elemento más del paisaje urbano; en el cual los artistas ponen de manifiesto la belleza de nuestras raíces a través de diversos símbolos mexicanos.

Murales de Puerto Vallarta

Tengo la fortuna de vivir en un paraíso que nunca deja de sorprenderme. Una de las cosas que más me gusta es que tiene color por doquier. El verde intenso de su montaña, el mar con sus diferentes tonalidades de azul y su paleta de interminables colores en cada atardecer. Aunado a eso, la bahía de Banderas es desde mediados del siglo pasado un mosaico multicultural, en el que gente de todo el mundo converge con un objetivo: disfrutar de su belleza.

Es así que diversos artistas de México y el mundo han llegado a esta bahía empotrada en el Pacífico mexicano para embellecer aún más esta ciudad.

En esta caminata literaria por la bahía más bella, les presento a Misael López. Un artista México-americano que llegó a Puerto Vallarta en 2010 y que nos regala con gran talento, uno de sus bellos murales a nuestra ciudad.

Misael López Martínez, es originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas, México. Sus padres emigraron a Minnesota, Estados Unidos cuando apenas tenía dos años. El es el segundo de tres hermanos. En el 2010 llegó a México porque fue deportado, pero eso no fue impedimento para que pudiera continuar realizando su sueño: pintar.

A los cuatro años, Misael López, encontró en la pintura un lenguaje para sentirse integrado y para comunicar aquello que no podía con el idioma.

Continuó pintando y con el paso de los años la técnica y el talento comenzó a aparecer; así como la rebeldía propia de la adolescencia. En esa etapa también se presentaron los primeros muros para graffitear. Fue así, que lo pequeño creció a grandes escalas; hasta transformarse en murales.

A los 23 años ya era un grafitero reconocido en la escena underground de Minnesota E.U. El mundo de las galerías aún no formaba parte de su experiencia, sin embargo, su talento iba en ascenso cuando fue deportado hacia México.

La llegada de Misael a Vallarta

Hijo de padres mexicanos, Misael creció en un entorno extranjero, así que a su llegada a México el choque cultural fue inevitable. Pese lo traumático del evento, pues parte de su familia se quedó en la Unión americana, su corazón se enraizó aún más a México. 

Después de su paso por Nuevo Laredo y la violencia que se vivía en aquel momento el país, llegó a Vallarta invitado por un amigo; un lugar tranquilo y seguro.

“Yo no sabía que Vallarta era un pueblo lleno de arte. No conocía el mar y mi encuentro con él fue tremendamente sanador”. “Dicen que el mar cura todo y yo creo que sí es cierto”.

Inspirado por la belleza de Vallarta, Misael comenzó a eslabonar una escena local para los artistas jóvenes que entonces escaseaba. Los muros de algunos barrios escondidos de Puerto Vallarta, fueron los primeros lienzos que usaron para graffitear con los amigos. Hasta que un día, el Municipio les permitió pintar el muro de las canchas que están detrás del Parque Hidalgo. Ahí entendió la importancia de cosas estéticas que pueden influenciar desde un niño, hasta una persona joven o a un adulto mayor.

México, Nueva York y Los ángeles unidos por el arte urbano

El arte chicano desde el Este de Los Ángeles pasando por Nueva York, ha sido principal influencia para Misael, hasta que llegó a México y fusionó el arte huichol y elementos autóctonos que simbolizan la cultura azteca para definir lo que ahora es, su  propio estilo.

Misael, es un artista sencillo de 34 años, que ha aprendido a valorar los claroscuros de las circunstancias. Por ello la dualidad forma parte importante de su trabajo pictórico, que ha últimas fechas se ha cotizado por la comunidad extranjera y nacional de forma importante y en formatos más pequeños debido a su profundidad y belleza. Sin embargo no deja de participar en iniciativas que tienen que ver con el ámbito cultural y artístico de Puerto Vallarta, como la convocatoria que el gobierno de la ciudad hizo para embellecer los panteones en donde también participo activamente.

En un evento más reciente apoyado por la iniciativa privada y las autoridades de Cultura del municipio, puedes encontrar el que hoy en día luce en la calle Abasolo en la colonia centro y que es la foto de portada de este artículo.  Puerto Vallarta, está en los ojos del mundo y goza de cultivar el arte en todas sus manifestaciones: Arte urbano que le da color y vida a toda la bahía de Banderas.

Conoce más de su trabajo en www.misaelpaints.com y en Instagram y FaceBook.

Te puede interesar: Corredor de Arte en la Cruz de Huanacaxtle

María Karina Macias Aguirre

Deja una respuesta

Cerrar menú