fbpx
English English Spanish Spanish
Avistamiento de ballenas: un viaje que te dejará sin aliento

Avistamiento de ballenas: un viaje que te dejará sin aliento

El avistamiento de ballenas es un espectáculo sin igual. Estos seres maravillosos llegan en noviembre y se despiden en primavera. Si eres amante de la naturaleza y deseas adentrarte al estupendo mundo de la ballena jorobada, no te lo puedes perder.

Definitivamente no hay nada tan emocionante como el avistamiento de ballenas, un espectáculo que permite la asombrosa ballena jorobada cuando sale a la superficie en nuestra Bahía de Banderas.

La aventura comienza saliendo desde la terminal marítima de Puerto Vallarta. En diferentes horarios puedes embarcarte en un hermoso barco. Te sugerimos el «Catalina lll «. Ahí serás recibido cálidamente por el capitán y su tripulación, con un desayuno ligero al inicio del viaje.

Entre el vaivén de las olas el capitán de la embarcación comienza con la explicación de estos bellos mamíferos. La ballena jorobada visita nuestra bahía para realizar el acto más importante de su existencia: reproducirse y tener a sus crías.

Bahía de Banderas: aguas cálidas para el alumbramiento

Debido a que la mamá ballena no puede tener a sus crías en las aguas del polo, migra especialmente a los mares del pacífico mexicano. Bahía de Banderas es el lugar idóneo. Ofrece 42 kilómetros de largo, 32 de ancho y una superficie de más de 5 mil kilómetros cuadrados. Es el mejor corralito para tener a sus hermosas crías, en aguas cálidas, sin problemas, ni riesgos con los depredadores que amenazan tanto a la madre como al ballenato. Estos son el Tiburón blanco y el Tiburón tigre.

Avistamiento de ballenas
Bahía de Banderas es el lugar idóneo para la gestación del ballenato. Ofrece 42 kilómetros de largo, 32 de ancho y una superficie de más de 5 mil kilómetros cuadrados.

Un lugar protegido para las ballenas jorobadas

Las ballenas son de naturaleza inteligente y viajan cientos de kilómetros para brindar un lugar seguro a sus recién nacidos. La magia de nuestra bahía radica entre otras cosas, en ofrecer un océano seguro a sus crías. Sus principales depredadores solo nadan en aguas abiertas. De hecho, tres cuartas partes del planeta son de ellos. La razón es simple: tanto el tiburón blanco, como el tigre, evitan entrar en nuestra bahía al reconocer las diferentes presiones de corriente que hay en alta mar. De tal forma que las ballenas viajan miles de kilómetros hasta llegar a nuestra costa. Así evitan que sus pequeños bebés ballenas se conviertan en presa de un tercer depredador: la orca (delfín) sumamente peligrosa.

avistamiento de ballenas, ballena jorobada

¿Cómo podemos diferenciar la orca delfín de una ballena jorobada?

Cuando practicamos avistamiento de ballenas, hace falta distinguir entre estas dos especies.

Primero nos fijamos en sus fosas nasales, que se ven en la espalda. Son dos en la ballena y uno por en el delfín. Los delfines sí tienen dientes, las ballenas no.

Las ballenas comen y llegan a expandir su cuerpo. Su boca tiene unas llagas que son características de la ballena jorobada. Cuando abren su boca, comen toneladas de krill, micro langostita y el carenke, que son pescados que les proporcionan la vitamina y tienen mucha grasa. Esta les sirve para crecer, y que es necesaria para su recorrido por el mundo. Recordemos que son las mejores buceadoras del planeta.

El cuerpo de las ballenas no es simétrico, es más largo del frente y de la colita. Cuando se contorsionan se ve el eje de la jorobita, y cuando levantan su colita nos indican que nadarán hacia abajo; al dejar ir su peso.

Por qué la ballena jorobada viene a Bahía de Banderas

Las ballenas vienen en esta época del año porque necesitan un mínimo de cuatro meses para que el bebé permanezca en aguas templadas. Aquí son alimentados diariamente hasta que logran pesar 2 toneladas en un par de meses. Inmediatamente les enseñan a bucear, que es lo más esencial. Bahía de Banderas tiene casi 2 mil metros de profundidad: no hay un lugar así en todo Norteamérica. Otra razón más para viajar tantos kilómetros.

Mamá hembra es más grande que el macho. Ellas llegan a medir de 15 a 20 metros y pesan alrededor de 30 toneladas. Poseen una de las aletas más grandes del mundo de 5 metros. El macho mide de 10 a 15 metros. Por cierto, no son fieles y no tienen pareja de por vida, porque esta especie solamente les da un minuto de placer a las hembras, entonces éstas dicen: «Por un minuto de placer ¡Baaah! Fuera de aquí…»

Por esta razón, las hembras no los quieren con ellas mucho tiempo. De esta forma las intentarán ver quien si les dé suficiente tiempo y se asegure de preñarla.

Avistamiento de ballenas: un espectáculo sin igual

Mamá es la líder, y es quien enseña a su crío a jugar porque los mantiene cerca desde bebes hasta los 3 años. Sin embargo, a la hembra bebé se le mantiene más tiempo porque se le enseña cómo ser la hembra líder y escoger a los machos. Eventualmente las hembras salen a la superficie con sus ballenatos. En cambio, los machos saltan porque están luciéndose ante la hembra. En el momento del tour o avistamiento, este momento resulta ser un espectáculo sin igual.

A los machos se les reconoce por los rasguños que se le ven en el lomo luego de alguna que otra pelea. Ellas siempre están con su piel lisa y lucen más grandes.

Te recomendamos el ameno tour que Vallarta By Boat ofrece como opción, para que conozcas el enigmático mundo de las ballenas jorobadas y las maravillas que ofrece Puerto Vallarta y Riviera Nayarit.

Apreciar a las ballenas jorobadas es una experiencia que te dejará sin aliento.

Últimas entradas de Claudio Fabian Guevara (ver todo)

Deja una respuesta

Cerrar menú