fbpx
[GTranslate]
El día que la reina Isabel recibió las llaves de Vallarta

El día que la reina Isabel recibió las llaves de Vallarta

En 1983, una noticia dio la vuelta al mundo: la reina Isabel de Inglaterra estuvo de visita en Puerto Vallarta. Este 2021 sería el trigésimo octavo aniversario de su visita.

Algunas personas aún recuerdan el día en que la monarca británica estuvo en Puerto Vallarta.

El 20 de febrero de 1983 Puerto Vallarta recibe la visita de la reina Isabel de Inglaterra. La soberana había visitado a México en 1975, cuando fuera atendida por el Presidente Luis Echeverría Álvarez.

Durante la visita de 1983, para establecer lazos de cooperación y de amistad, del 17 al 22 de febrero realizó un recorrido desde Acapulco hasta La Paz, Baja California, pasando por Puerto Vallarta que en ese momento ya era impulsada por la industria turística. La reina fue atendida por el Presidente de México Miguel de la Madrid Hurtado. En Jalisco, por el Gobernador Flavio Romero de Velasco. En Puerto Vallarta la recibió el Presidente Municipal, Arq. Jorge Leobardo Lepe García.

“Qué bonitas, deberían de venir de un arquitecto para ser tan hermosas” comentó la reina cuando recibió las llaves de la ciudad». La reina Isabel, de plácemes en Puerto Vallarta.

Una alteración el protocolo

En el libro “Eco de Caracoles”, de Los Gómez de Ixtapa se recoge esta anécdota, de labios del señor Juan José Loredo León:

En ese tiempo era el arquitecto Jorge Lepe, presidente municipal, y tenía que entregar las llaves de la ciudad a Isabel, como reina y como mujer. De acuerdo al protocolo, la reina debería recibir las llaves, sentada. En el momento mismo, el arquitecto le decía a la reina “Párese, párese”. Me decía a mí “dile que se pare”. Yo, en inglés, se lo pedí a la reina. Total, ella se incorporó y Lepe por fin pudo entregarle las mentadas llaves. Isabel las recibió y comentó: “Qué bonitas, deberían de venir de un arquitecto para ser tan hermosas”. Al otro día, todos los periódicos del mundo daban la noticia de que, en un pueblito mexicano, un presidente municipal había hecho que la reina Isabel se pusiera de pie para recibir las llaves de la ciudad. Pero la reina estaba feliz, muy contenta. A mí, por cierto, me tocaba traducirle a Lepe.

La reina Isabel, de plácemes en un pueblito mexicano, se fue encantada con Puerto Vallarta. Realmente fue una visita extraordinaria, que se replicó en todos los diarios nacionales e internacionales.

Juan Manuel Gómez Encarnación
Últimas entradas de Juan Manuel Gómez Encarnación (ver todo)

Deja una respuesta

Cerrar menú