fbpx
English English Spanish Spanish
Nicolás Gómez: La diáfana luz del hiperrealismo

Nicolás Gómez: La diáfana luz del hiperrealismo

SERIE PINTORES DEL PUERTO. Autodefinido como “pintor autodidacta”, Nicolás Gómez es un gran retratista que combina colorido, luminosidad, expresividad facial y una fina atención a los detalles.

Nicolás Gómez (50) se define como “pintor autodidacta”. Nació en Guadalajara, Jalisco, y comenzó su carrera en 1996, fabricando el bastidor y el marco para los pintores. A partir de esa experiencia, tomó el reto de empezar a pintar. Conoció a Hilario Alvarez, maestro de pintura al óleo (“Un gran retratista, posiblemente el más grande de México”, recuerda Nicolás), que le empezó a dar clases de pintura.

Apoyándose con la lectura de libros, y yendo mucho a los museos, el discípulo completó una formación que lo llevaría a la maestría en el arte de pintar al óleo.

25 años después de sus primeros trabajos con el lienzo, Nicolás Gómez tiene un récord notable de producción artística: decoró 66 hoteles Riu, pintó 52 murales para los restaurantes Italiannis, y lleva 32 exposiciones individuales en distintas partes del mundo. Expuso en EE.UU. en Pleno (Texas) y en Laguna y La Joya (California), en Panamá y en diferentes partes de México.

Nicolás Gómez
“El retrato es el tema más difícil que hay, y el desafío es que las personas se vean reales, con vida», dice Gómez.

 

Sus pinturas cultivan tanto el estilo abstracto como el realismo. Su mayor producción se centra en naturalezas muertas, paisajes, temas marinos y figura humana. Su fuerte sin duda son los retratos. En estos trabajos se contempla una admirable definición, que combina colorido, luminosidad, expresividad facial y una fina atención a los detalles.

“El retrato es el tema más difícil que hay, y el desafío es que las personas se vean reales, con vida, para llegar a un realismo más profundo, un hiperrealismo”, define el pintor. Se inspira en la maestría de William Bougarough, Jean León Jerome y Antonio de Fabres, sus artistas más admirados.

Nicolás Gómez expone todo el año en Galería Dante (Basilio Badillo 269, Puerto Vallarta), donde se lo puede ver pintando en las mañanas. También da clases y está escribiendo un libro de pintura: “Como pasar de aprendiz a maestro en pintura al óleo”.

“Es un libro fácil y sencillo de aprender. Es una recopilación de 25 años de práctica, donde también he tomado ideas de otros libros”, comenta.

“Nico”, como lo llaman sus amigos, vive en Puerto Vallarta de octubre a abril, y el resto del año en Guadalajara, con su esposa Juana Sanchez y dos hijas. La menor Alison (16) estudia para chef, y la mayor Cindy (23) es una excelente dibujante que ya ayuda a su padre en su abundante producción de lienzos.

Es que, aunque la oferta de imágenes reproducidas técnicamente es una constante amenaza sobre la actividad, Nicolás Gómez considera que “la cultura nunca va a dejar de ser, y el arte seguirá siempre vigente”.

GALERIA DE FOTOS

Últimas entradas de Claudio Fabian Guevara (ver todo)

Deja una respuesta

Cerrar menú